Compras y
consultas
0



1/4 – Día Nacional del Donante de Médula Ósea

1/4 – Día Nacional del Donante de Médula Ósea

Como cada año, el 1º de abril se celebra el Día Nacional del Donante de Médula Ósea en nuestro país.

La fecha se debe a que es el día en que el Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) del INCUCAI fue creado hace ya 16 años. Actualmente, más de 900 pacientes accedieron a un trasplante de médula ósea con donante no emparentado a través de esta institución.

Desde el 2003, este registro contiene toda la información y base de datos de donantes y su posible compatibilidad. Actualmente hay más de 200 mil donantes inscriptos.
 
Esta fecha es más que importante para crear consciencia sobre la importancia de la donación. Donar médula es donar vida. De hecho, a mayor variedad genética de donantes, mayor es la posibilidad de los pacientes de encontrar una respuesta.
 
¿POR QUÉ DONAR?
 
Cada año, cientos de personas son diagnostican con enfermedades hematológicas: leucemia, anemia aplástica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficits inmunológicos, son las patologías más comunes. Estas enfermedades pueden ser tratadas con un trasplante de CPH, conocido popularmente como trasplante de médula ósea.

Se estima que sólo un 30% de los pacientes que requieren un trasplante tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar; el 70% restante debe acudir a bancos de datos.
 
 
REQUISITOS PARA SER DONANTE DE MÉDULA ÓSEA
 
Para ser donante se requiere tener entre 18 y 55 años, gozar de buena salud y pesar más de 50 kilos.
 
Es importante dirigirse al Centro de Donantes más cercano para donar una unidad de sangre. Actualmente, hay más de cien centros que funcionan en hospitales de todo el país.
 
El sitio web del  INCUCAI cuenta con preguntas frecuentes para aclarar las dudas de los potenciales donante de médula ósea. A su vez, en los Centros de Donantes hay técnicos dispuestos a informar a los donantes.
 
La donación sólo se realiza con el consentimiento informado del donante. En primera instancia, se toma una pequeña muestra de la unidad de sangre donada para realizar el análisis de su código genético (HLA). Estos datos se ingresan a la base del registro.
 
Las CPH sólo se donan si hay alguien que lo necesite y que sea un 100% compatible con el código genético del donante. Pero, también, pueden utilizarse en el tratamiento de diversas patologías como Anemias, Leucemias y Linfomas, entre otras.
 

Productora Visual