Compras y
consultas
0



Cosméticos y productos de higiene aptos bebés

Cosméticos y productos de higiene aptos bebés

Con bebés recién nacidos y niños pequeños en casa hay que tener en cuenta muchos factores. Por ejemplo, qué tipo de productos de higiene y belleza personal utilizar para evitar irritar y lastimar su piel.

Los cosméticos y productos de higiene que utilicen los padres afectan directamente a los bebés. Por eso, en periodo de lactancia y durante los primeros meses, los productos que usen van a tener que ser aptos para recién nacidos y pieles sensibles.

Esto es algo muy importante para tener en cuenta y consultar durante los controles de rutina:  La piel de los bebés recién nacidos aún no está del todo desarrollada y es muy propensa a sufrir irritaciones, alergias y sarpullidos. Por eso, el uso de productos de belleza e higiene no aptos para ellos pueden tener consecuencias nocivas para su salud.

¿Cómo elegir productos y cosméticos aptos para bebés?

Un consejo práctico es que antes de adaptar tus productos al bebé, hagas al revés. Que se adapten los padres a los productos aptos para recién nacidos. Durante los primeros meses de vida, se deberá utilizar los mismos productos que el bebé. Al menos para hidratar la piel y perfumarla. Sin excusas: sabemos lo rico y lo bien que huelen la lociones y cremas de bebés.

En lo que refiere a limpieza de cutis, maquillaje y humectación profunda no hay productos de bebés en el mercado.
Por eso, siempre es mejor optar por productos hipoalergénicos, con PH neutro y que sean tanto hidratantes como emolientes. Cuento menos perfume y alcohol tengan, mejor para la piel de los recién nacidos.

Si contienen ceramidas, avena, aceite de karité, ácidos grasos, caléndula, manzanilla y lavanda es mejor. Estos ingredientes además de hidratar la piel va a actuar como protectores ante los agentes externos.

Lo recomendable es utilizar los productos que menos sintéticos tengan y evitar utilizar cosméticos, al menos, durante los tres primeros meses de vida del bebé.

Para la limpieza se recomienda utilizar jabones líquidos sin perfume y siempre con agua tibia.

Para nutrir la piel, lo mejor es consumir agua y una dieta balanceada. Para hidratarla por fuera se recomienda utilizar emulsiones o bálsamos con ceramidas, pantenol, vitamina B3, ácido hialurónico o manteca de karité. También aceites naturales, por ejemplo, aceite de almendra.

Productora Visual