1 de diciembre: Día Mundial de la Lucha contra el Sida

1 de diciembre: Día Mundial de la Lucha contra el Sida

Desde 1988 y de manera internacional, el 1 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. En los últimos años, el HIV se ha cobrado la vida de más de 25 millones de personas en el mundo, una cifra que alerta y por la que debemos tomar conciencia.

Esta fecha tiene como objetivo aumentar la conciencia pública en la prevención y en el tratamiento del sida. También busca promover la solidaridad y el apoyo a quienes padecen esta enfermedad, buscando reducir la discriminación y la segregación de las personas con VIH.
 
SIDA, aspectos importantes:
 
El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es una enfermedad causada por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). Este virus, de trasmisión humana, ataca fundamentalmente al sistema inmunitario de quien lo padece, destruyendo las defensas del organismo y haciendo que la persona infectada sufra múltiples enfermedades y desarrolle tumores.
 
¿Cómo se trasmite el HIV?
 
Hay tres posibles vías de transmisión de HIV entre seres humanos:

·       Parenteral: Por exposición a sangre contaminada, a sus derivados y/o a tejidos transplantados. Esta trasmisión del HIV puede darse por transfusiones o transplantes sin control sanitario o por el uso compartido de  agujas y jeringas.
 
·       Sexual: Es la consecuencia de la exposición sin cuidado a una práctica sexual (vaginal, anal u oral) con el semen, la sangre o secreciones vaginales de una persona portadora del VIH.
 
·       Linea Vertical (perinatal): Es la transmisión de una madre infectada a su hijo, durante el embarazo, el parto, o la lactancia.
 
¿Cómo NO se trasmite el HIV?
 
El HIV no se transmite en el día a día. Contactos cotidianos como besos, caricias, abrazos, baños públicos, tos, estornudos, vasos, cubiertos, alimentos, lugares de trabajo, colegios, piletas, clubs… no suponen ningún riesgo si no se desarrolla ninguna de las actividades mencionadas más arriba.

El HIV no se transmite a través de la trasnpiración ni de la saliva (¡ni por compartir un mate!). Tampoco por picaduras de insectos o por el contacto con animales domésticos. 
 
El mejor tratamiento contra el SIDA es la prevención. La investigación es sumamente importante y cada año se desarrollan nuevas técnicas y tecnologías para promover la prevención combinada del VIH. Otro aspecto por demás destacable es la detección temprana y las garantías de acceso a los tratamiento retrovirales. Para avanzar hay que ser conscientes. Por eso, los gobiernos, los servicios de salud, la sociedad civil y las personas viviendo con VIH son agentes claves que deben trabajar conjuntamente e intensificar la respuesta al VIH.
 
 

Productora Visual